Wetlands de México, empresa Oaxaqueña que impulsa el tratamiento de aguas residuales con tecnología ecológica

Wetlands de México, empresa Oaxaqueña que impulsa el tratamiento de aguas residuales con tecnología ecológica

El 70% de la superficie del planeta se encuentra cubierta por agua, sin embargo el 97.5 % es salada, el restante 2.5% es agua dulce, pero sólo el 1% está disponible para el consumo humano.

Existe una escasez de agua potable en el planeta, el problema es tan grave que de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas dos tercios de la población mundial vivirán en regiones donde haya carencia severa y moderada del líquido, lo cual ocasionará que 700 millones de personas en el mundo podrían verse forzadas a desplazarse de sus lugares de origen o vivienda, lo más grave es que la tendencia se agudizará para el año 2030.

Este 22 de marzo se celebra el día mundial del agua, recordemos que el agua impulsa el bienestar de la población, el crecimiento, incide en cuestiones de seguridad alimentaria y energética, además de la salud humana y el medio ambiente, La ONU ha determinado que este 2019 el lema es, ‘No dejar a nadie atrás’, con el cual se marca como objetivo principal atender a los grupos más vulnerables del planeta: mujeres, niños, refugiados, pueblos indígenas, personas discapacitadas y muchos otros, a menudo ignorados o discriminados en el acceso al agua potable que necesitan.

En la República Mexicana, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos subraya que el 25% de la población, no ejercen plenamente sus derechos, al carecer totalmente de acceso al agua potable en sus casas o recibirla de manera espaciada, por lo que deben conseguirla en llaves públicas, pozos, ríos, arroyos, lagos o con pipas.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de este porcentaje, dos millones 85 mil 208 hogares carecen de agua y el resto la reciben cada tercer día, dos veces o una vez por semana.

Otro problema serio es el del tratamiento de las aguas grises y negras, pues de acuerdo con cifras del Banco Mundial, menos del 10% del agua de alcantarillado de Latinoamérica recibe tratamiento, estas aguas negras son por lo general vertidas en aguas superficiales, creando un riesgo obvio para la salud humana y la ecología.

Una alternativa para disminuir la contaminación ambiental y contribuir a dar solución a la problemática de escasez de agua dulce consiste en rehusar el agua residual en actividades agrícolas, industriales, servicios secundarios o recargando acuíferos después de ser tratada.

Existen diversas tecnologías para tratar aguas residuales, se podría decir que todas requieren gran inversión inicial y sobre todo gran consumo de energía eléctrica para su funcionamiento (debido a que hacen uso de sistemas electromecánicos principalmente para bombeo y suministro de aire a tanques de aireación), lo que se traduce en un gasto importante de operación, lo cual incrementa el costo por metro cúbico de agua tratada.

En la búsqueda por resolver esta problemática, el Ing. Marco Castellanos Roldán y el Arq. Juan Manuel Castellanos Roldán, derivado de una extensa investigación y con base en su amplia experiencia profesional en el área, han diseñado, desarrollado, instalado y comprobado la efectividad de una nueva forma de tratamiento de agua residual con tecnología de punta en procesos naturales denominada “Proceso Anaerobio para el Tratamiento de Aguas Residuales utilizando Pantanos Artificiales”, el cual ha generado una patente.

Esta innovadora tecnología propiedad de la empresa Wetlands de México y Asociados S.A. de C.V., consiste en una serie de procesos naturales que combina un sistema anaerobio con pantanos artificiales de flujo subterráneo un proceso básicamente integrado de cinco fases en las cuales se realiza la depuración de aguas residuales domésticas utilizando medios naturales que pueden aplicarse para caudales de agua, desde una casa habitación hasta municipios con poblaciones de 35,000 habitantes, con el cual se han obtenido eficiencias mayores al 85 %, con un costo de operación y mantenimiento muy bajos.

Con pleno cumplimiento de la Norma Mexicana NOM-001-SEMARNAT-1996, con esta tecnología se logra resolver el problema de la contaminación causada por descargas de aguas residuales en comunidades del medio rural y se logra generar un medio ambiente favorable para el desarrollo de la vida de los pobladores, al tiempo que se crean alternativas económicas con el aprovechamiento de las plantas que se utilizan durante el tratamiento, además del uso del agua tratada para actividades agrícolas e industriales.

Iniciativas como la de Wetlands son una opción de tecnologías pertinentes en las cuales la innovación tiene un claro impacto social y ecológico, desarrollos de este tipo son requeridos para atender una problemática de nuestro presente y futuro.

Ver todos los artículos​

Ir al catálogo de artículos de "Tendencias de Innovación".​​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *